Inicio » Blog » Atractivo Masculino » Qué quieren las mujeres de los hombres

Qué quieren las mujeres de los hombres

Que desean las mujeres en los hombres

Como dijo Neil Armstrong cuando pisó la luna: un pequeño paso para un hombre pero un gran paso para la humanidad. Este es un simple artículo de un blog como millones, pero lo que está escrito a continuación es uno de los secretos que más difíciles ha sido de descifrar. ¿Qué buscan las mujeres?

Esta es la clave de todo el misterio. El principio por donde debemos empezar cuando queremos entender a las mujeres.

Todo lo que una mujer te puede decir a partir de la pregunta: ¿qué ves en un hombre para que te guste? va a partir de la explicación que voy a dar a continuación.

Primero, ¿qué le atrae a los hombres de las mujeres?

Antes de indagar que es lo que exactamente buscan las mujeres en los hombres, pongamos claro qué es lo que vemos los hombres en las mujeres que nos causas atracción.

Me refiero no exactamente lo que buscamos a nivel racional y consciente. Yo mismo me decanto por las mujeres inteligentes, que defiendan sus ideas y que sean independientes.

Pero en términos generales los hombres respondemos inconscientemente a los atributos físicos de las mujeres. Catalogamos a una mujer como atractiva, incluso sin conocerla. Es decir, al mirar a una mujer bonita, tenemos una reacción inconsciente e instantánea de interés, solo despertado por sus atributos físicos.

Ese interés que despierta esa chica bonita nos parece estar dando las razones suficientes para tener luz verde en la posibilidad, por nuestra parte, de tener sexo con ella.

Por qué nos atraen sus atributos físicos

Parece que la atracción del hombre por los atributos físicos de la mujer se desarrolló a lo largo de la evolución más que todo como un recurso que ayudan a la sobrevivencia de la descendencia antes, durante y después del parto.

Senos, piernas, caderas anchas, belleza facial, son atributos que nos dan indicativos de que la mujer tiene cualidades adecuadas para la procreación, parto y cuidado de la descendencia.

Rasgos como su inteligencia, su personalidad, forma de pensar, fuerza física, entre otras cosas, también agregan valor a su capacidad de sobrevivencia y cuidado de la descendencia; pero al parecer, no eran tan cruciales en la evaluación del hombre. Esto debido a que, al parecer, el hombre compensaba los fallos de aciertos con cantidad.

En otras palabras, el hombre estaba en capacidad de aparearse tan frecuentemente que no importaba si no acertaba con la hembra correcta. Podía reponerse, intentar con otras mujeres y esperar tener mejor suerte.

¿Pero y la mujer? De nuevo evolución

Esta claro que la mujer tiene un modo de selección diferente. Aunque los atributos físicos del hombre parecen tener bastante efecto, no parece ser todo lo necesario. Ya que la respuesta sobre el atractivo de la mujer se explica considerablemente con nuestro camino evolutivo, trataré de hacer lo mismo con el atractivo del hombre. Qué es lo que debemos tener para despertar el interés en la mujer al igual que ella lo hace sobre nosotros.

Intenté recrear cómo sería una mujer en aquellos primeros tiempos. Una mujer que estuviera en la cúspide de la evolución de la inteligencia humana. Que conociera los riesgos de la vida en aquel mundo primitivo.

Y subyugada a un mundo dominado por los hombres. Con peligros entre aldeas, animales e intemperie. Sabría que en algún momento tendría a una cría. Y tenía que planificar bien cómo hacer las cosas. Y entonces surgió la idea.

Tenía que seleccionar

Evaluó estar con alguien que la protegiera y pueda darle una descendencia fuerte y robusta, inteligente y capaz.

Estaba buscando a alguien que a parte de dejarle sus buenos genes (sexo), también aportara otros elementos muy importantes para la sobrevivencia de la descendencia.


Pero ahora vamos al grano; veamos cuales son los otros atributos que las mujeres tratan obtener de los hombres.

Sexo, al igual que nosotros.

Cuando una mujer observa a un hombre y exclama que es atractivo, creo que lo dice porque está fijando su evaluación en su apariencia y atributos físicos. Desde luego despierta interés en ellas.

Al igual que el hombre, relaciono este atributo masculino con la capacidad de proveer Sexo. Es decir, una demostración de poder aportar buenos genes a la descendencia.

Pero Sexo no parece ser todo

Mis observaciones, y creo que la de cualquier hombre, nos indican que no todo el tiempo se da el caso de que los atributos físicos en un hombre sean suficiente para una mujer al mismo grado como lo son para los hombres cuando apreciamos a una mujer.

Es claro que debe haber algo más. Y que encontrarlo sería dar con el meollo del asunto. ¿Pero específicamente qué es? El dilema parece aclararse cuando hago la búsqueda, de nuevo, en los inicios evolutivos de nuestra especie.

Protección Después del Sexo

Analizando la vida social de la mujer desde los inicios de nuestra especie, puedo observar que para la mujer, el sexo no lo tuvo tan fácil como para el hombre. El sexo implicaba un gran riesgo para ella. No solo que sus facultades físicas se veían disminuidas debido al embarazo, sino que el mismo parto podía significar la muerte; luego el cuidado de su descendencia la hacía muy vulnerable.

Esto anterior me indica que lo más probable es que, a diferencia del hombre, no solo buscara sexo, también era necesaria la capacidad que tuviera él para protegerla y que tal capacidad la pusiera a disposición de ella.

Por lo que al parecer, la mujer no solo admira un único recurso como en el caso del hombre. Ella admira más de uno y por los momentos llevamos dos. Este segundo recurso que proporciona el hombre a la mujer es: Protección Después del Sexo.

Tomar la responsabilidad en llegar al sexo

Pero, ¿habré llegado al meollo del asunto? Parece que Sexo y Protección Después del Sexo, todavía no son suficiente para aclararlo todo, porque las mujeres no parecen ser tan abiertas respecto al sexo como los hombres.

Los hombres suelen presumir a toda voz de sus conquistas románticas. Pero las mujeres no parecen muy cómodas con revelar sus experiencias sexuales con el entorno social.

Esto me lleva a pensar que el riesgo del sexo para la mujer en los inicios de nuestra especie era tal, que la mujer no podía mostrar interés en un macho en particular sin perder credibilidad en el acto.

Una mujer que tomara la iniciativa directamente habría sido vista como un evento de promiscuidad que suponía una devaluación de su calidad para la procreación. 

Aún cuando sigo indagando en el asunto, he llegado a la conclusión que hay un tercer elemento que busca la mujer en un hombre. Aparte de Sexo y Protección Después del Sexo, también detalla en el hombre la capacidad que tenga este para propiciar el sexo, de manera que la mujer no se vea implicada en el asunto y que, a la final, quede absuelta de culpa en lo que halla sucedido.

Además, una implicación más directa de parte de la mujer podría significar una flexibilidad no deseada sobre la Protección Después del Sexo. Hay que tomar en cuente que para el hombre, hacerse responsable de llegar al sexo es, a la final, una manera indirecta de requerirle su Protección Después del Sexo. Ambas cosas están ligadas por una misma causa. Algo así como: “Si es tu culpa, es tu responsabilidad”.

Le llamo Demostración de Total Responsabilidad en la Transición al Sexo, o simplemente: Culpa Sexual. Se percibe como la capacidad mental, astucia, inteligencia y madurez que tenga un hombre para entenderla y llevar a cabo las acciones necesarias para llegar al sexo sin implicarle a ella directamente.

De esta manera se pueden dar explicación a muchas de las conductas de las mujeres. Ellas esperan que el hombre sea consciente de lo que estás haciendo y que ello comprende un gran acto de madurez por parte de él.

En resumen ¿Qué busca la mujer en el hombre?

La mujer aprecia en el hombre tres cosas a diferencia del hombre que aprecia una:

  1. Culpa Sexual (Demostración de total responsabilidad en la transición al sexo)
  2. Sexo (Demostración da salud y condición física óptimos para aportar buenos genes)
  3. Protección Después del Sexo (Demostración de capacidad para proporcionar protección luego del sexo)

Los recurso Culpa Sexual y Protección Después del Sexo son variables. Es decir, la percepción que una mujer pueda tener de ellos de determinado hombre puede variar con el tiempo. Pero el recurso Sexo es mucho más constante. No se pierde la apariencia física en un tiempo considerablemente corto.

Esta es una de las grandes razones por la que una mujer, en un principio, se ve atraída por un hombre y en un corto tiempo no quiere nada con él.  La mujer no pierde sus atributos físicos de un día para otro al igual que tampoco los pierde el hombre. Pero los hombres si pueden perder, en un instante, la percepción que una mujer tiene de sus características asociadas a sus recursos Culpa Sexual y Protección Después del Sexo.


Detallemos un poco más cada uno.

Culpa Sexual

Esto es lo que suelo mal llamar Seducción. Quizás es el elemento más desconocido que hemos tenido los hombres. Es la razón por la que regalar flores y cantar serenatas perdió valor (realmente nunca tuvo valor). 

Cosas como declarar el amor, pedirle que sea tu novia, preguntarle si le gustas, atentan directamente contra este atributo. Ellas no esperan revelarte nada. Tiene que ser el hombre que demuestre la madurez necesaria para tomar control de la situación y hacer que se llegue al sexo sin que la mujer se vea directamente involucrada.

Claro que ambos estarán fuerte y directamente involucrados al final, pero más que ella participe o no, de lo que trata es de que se sienta cómoda con ella misma por las razones, modos o lo que sea que haya sucedido para que llegara allí.

Podemos separar las insinuaciones o lo que yo llamo, Sexeñales. Estas son aportaciones que una mujer da a modo de insinuación o provocación, pero hablando en términos generales, no son propuestas directas.

Creo que las características del Factor Mente son las que dan directamente con este atributo del hombre. 

Sexo

Es exactamente lo que los hombres buscamos. Nuestro intercambio de buenos genes. Este atributo está ligado a las características de los Factores Mente y Cuerpo.

Protección Después del Sexo

Es aquí la razón por la que un hombre exitoso, adinerado o famoso parece tener más acceso a las féminas que otros mortales con menor capacidades. Aunque claro, no es algo que esté relacionado con los extremos. Solo se trata de una cualidad que las hay en menores y mayores grados.

He escuchado a muchos conocedores hablar de la protección. Pero no específicamente, Protección Después del Sexo. Que no trata tanto de la cantidad de dinero que se tenga o cuántas propiedades, si no más sobre ese sentido interno que tiene la mujer de percibir el sexo como razón para una protección posterior.

Conclusiones

Si leíste esto quiere decir que te has enterado de lo que una mujer percibe en un hombre más que las mismas mujeres. Y que no lo sabe casi ningún hombre en el mundo.

No obstante, muchos hombres cumplirán con estos tres atributos circunstancialmente, sin llegar a entender el mecanismo de lo que está ocurriendo.

Además, la combinación de estos tres atributos nos dan la respuesta para que seamos lo más atractivos que queramos. Aunque más que atractivo, parece ser instrucciones para que seas lo más capaz y protector en la vida. 

Las mujeres nos han guiado para que seamos cada vez mejores

Mas que una guía para seducir mujeres, estos tres atributos, Culpa Sexual, Sexo y Protección Después del Sexo indicará que se trata de un hombre exitoso, con sueños, maduro, responsable, preparado. Un hombre en toda la línea. A todas estas, eso es lo que ellas esperan.

Espero que esto siga funcionando así y que el acto mismo de describir el secreto de lo que ellas buscan no entorpezcan las cosas en el futuro, a veces creo que el mecanismo de atracción de las mujeres funciona así debido a que su secreto es ignorado por los hombres. 

En el momento que los hombres sepamos a ciencia cierta lo que ellas buscan, ¿acaso todos buscaremos complacerlas y eso no será contradictorio?. Al cabo de todo, los hombres atractivos lo son debido a que hay los que no lo son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba